Archivo para 7 octubre, 2008

.

29d9yly 

DA8A8827F 

Dos pajaros estaban muy felices sobre un mismo sauce.

 Uno de ellos se apoyaba en una rama en la punta mas alta del sauce; el otro estaba mas abajo, en unas ramas bajas.

 

Despues de un rato, el pájaro que estaba en la rama mas alta, por romper el hielo dijo:

 OH, q bonitas son estas hojas tan verdes!

 

El pájaro que estaba debajo se lo tomó como una provocación y le contestó de mala manera:

– ¿Pero que estás ciego o qué? ¿No ves que son blancas?

 

Y el de arriba, muy molesto, contesto:

 

¡Tú si que eres ciego! ¡Son verdes!

 

Y el otro, desde abajo, con el pico hacia arriba, contesto:

Te apuesto las plumas de la cola a q son blancas. Tu no entiendes nada, trozo de asno.

 

 El pajaro de arriba notaba q se le encendia la sangre, y sin pensarselo dos veces se precipito sobre su adversario para darle una leccion.

 

El otro no se movio. Cuando estubieron cerca el uno del otro con las plumas erizadas por la ira, tuvieron la lealtad de mirar los dos para arriba, en la misma direccion, antes de empezar la palea.

 

El pajaro q habia venido de arriba se sorprendio:

¡Oh,  q extraño! Fijate q las ojas son blancas!

E invito a su amigo:

Ven aqui arriba  donde estaba yo antes.

Volaron hasta la rama mas alta del sauce y esta vez dijeron los dos a la vez:  ¡Fíjate que las hojas son verdes!.

En el camino de mi vida

  Los cuentos sempre nos  hacen  pensar, reflexionar, meditar.

butterfly dark figer